Baignoire

El diseño de 1906 del reloj que sería bautizado posteriormente con el nombre de "Baignoire" demostró el savoir-faire de Cartier en la elaboración de formas relojeras. Con su elegante elipse forjada en una sola línea, el reloj "Baignoire" es la esencia del estilo Cartier: una combinación inigualable de pureza y elegancia atemporal.

Una forma emblemática

 

Dos líneas rectas paralelas cerradas por dos curvas: es la forma de una bañera, objeto que le confiere su nombre.