Relojes Baignoire

Desde 1906, el Baignoire de Cartier demuestra la extraordinaria maestría relojera de la Maison. Su elegante forma elíptica, forjada en una sola línea, es una combinación de pureza y elegancia que sintetiza la esencia del estilo Cartier.

Una forma emblemática

Dos líneas rectas paralelas cerradas por dos curvas: es la forma de una bañera, objeto que le confiere su nombre.