Tortue

En 1912, el pionero de la relojería Louis Cartier diseñó el reloj Tortue original, inspirado en una tortuga. En una época en la que casi todos los relojes eran redondos, su forma acentuada y diseño sin precedentes definieron un clásico de la relojería Cartier.