Panthère de Cartier

La pantera es un ícono. Objeto de deseo y fascinación, todo en ella transmite desafío, fuerza y libertad. Posee un magnetismo que revela la fuerza de su carácter.

La cabeza de la pantera 

Cada detalle de la pantera es sometido a análisis: el espacio entre el hocico y los ojos, la curva que rodea el ojo, la mejilla abombada pero no en exceso para evitar delinear el ojo. Los ojos, su proporción y su ubicación determinan la personalidad de una pantera. La cabeza de la pantera transmite desafío, fuerza y libertad.

El savoir-faire de la Panthère

 

El diseño, la elección de las piedras, el pavé, el engaste, todos los gestos contribuyen al mismo objetivo: dar vida al animal.
El objetivo no es imitar a la naturaleza, sino rendirle homenaje, conferir un soplo de vida al animal y dotarlo de una personalidad.