Gafas, anteojos, lupas, prismáticos... ningún accesorio óptico escapa a la mirada joyera de Cartier desde sus orígenes. Materiales nobles o preciosos, superficies esmaltadas con gran delicadeza y resplandor de diamantes transforman estos objetos en aderezos.

PRISMÁTICOS PARA TEATRO

CARTIER PARIS, PEDIDO DE 1912

Platino, diamantes talla rosa, azabache, esmalte negro.

7,04 x 5,00 x 2,07 cm

ANTEOJOS TIGRE

CARTIER PARIS, PEDIDO DE 1954

Oro, dos esmeraldas forma navette, esmalte negro. 

Los anteojos se pliegan y se doblan detrás del cuerpo del tigre. 

Vendido a la duquesa de Windsor (1896 - 1986), gran clienta de Cartier desde finales de los años 1930. Varias de sus joyas fueron realizadas en colaboración con Jeanne Toussaint.

8,5 x 2,02 cm (cerrados)

GAFAS

CARTIER PARIS, 1982

Oro amarillo, diamantes talla brillante. 

Réplica exacta de las gafas encargadas por Jeanne Lanvin el 16 de abril de 1925, este modelo fue reeditado en tres ejemplares para los 150 años de Cartier en 1997.

Largo 11,56 cm